ABORDAJE RETROPERITONEAL TRANSPSOAS (LLIF)

Mediante esta técnica, accedemos a la columna lumbar a traves de un costado en vez de por la espalda, mediante un espacio que se encuentra por detrás de la cavidad abdominal y por delante de los músculos de la espalda, que se compone principalmente por grasa llamado espacio retroperitoneal. 

Es una técnica que permite solucionar problemas variados como:

  • Fracaso del nivel adyacente, en pacientes con instrumentaciones previas.
  • Deformidades de la columna (Escoliosis).
  • Estenosis de canal foraminal que asocia inestabilidad.

La herida que se lleva a cabo es de apróximadamente unos 3-7 centímetros que varía segun el número de segmentos intervenidos y requiere un soporte posterior con tornillos transpediculares percutáneos que en ocasiones requieren una segunda intervención. Siempre se requiere la utilización de Neurofisiología en estas intervenciones.

Habitualmente el alta al domicilio se produce entre 3 a 5 días posteriores a la cirugía.